El llanto de un bebé orangután al ser rescatado en Indonesia.

El llanto de un bebé orangután al ser rescatado tras vivir en una pequeña jaula generó una gran repercusión en las redes sociales.

El hecho ocurrió en una aldea en el distrito de Hulu Sungai en Indonesia donde el pequeño vivió por aproximadamente tres meses.

El momento del rescate fue filmado por el personal de la organización International Animal Rescue (IAR), donde  Batis, de seis meses, primero se agarra de los barrotes de la jaula y después abraza de quien lo saca de la jaula, llorando desconsoladamente.

Batis vivió este último tiempo en una jaula de 80 cm por 50 cm. Según lo manifestado por la persona que lo tenía enjaulado, al bebé orangután lo encontró en el bosque de Borneo.

Esta situación suele repetirse asiduamente debido a que los orangutanes se están quedando sin hábitat debido a la desforestación por  el mercado del aceite de palma que produce el desmonte de miles de hectáreas al año.

Batis fue alimentado con arroz blanco, papaya y caña de azúcar, pero se encuentra muy saludable

Luego de ser rescatado, el bebé orangután bebió agua y le ofrecieron un gran oso de peluche para que se sintiera confortable.

En esta etapa, estará ocho semanas en cuarentena. Después se resocializará con otros orangutanes en el Centro de Rescate y Conservación de orangutanes de IAR. 

Batis encontrará una familia adoptiva y tendrá el espacio necesario para vivir lo mejor posible, hasta que se den las condiciones óptimas para volver a su hábitat.

Comparte esta historia a continuación ya que deja muchas enseñanzas de cómo actuar frente al cautiverio de animales.